En junio IU Podemos denunciaban que los vecinos y vecinas de Almuñécar y La Herradura verán reflejada en su factura un 4,33% de subida “gracias al PSOE en el gobierno de Mancomunidad y el resto de partidos que han apoyado dicho incremento”.

Tal y como denunciaban en ese momento, “es la tercera subida que se produce desde que se renovara el contrato en 2013, lo que ha supuesto una subida de más del 16% del recibo, lo que contrasta con la evolución de los salarios que desde 2013 hasta 2019 había sido de poco más de un 5%”.

Ante esta situación, la formación de izquierdas presentó una moción al pleno en la que pedían a los miembros de la corporación sexitana que al mismo tiempo lo son de la institución comarcal, que votaran en contra de la aprobación definitiva de la modificación de la ordenanza que regula el precio del agua y, por otra parte, que el Ayuntamiento de Almuñécar instara a la Mancomunidad a retirar la subida prevista.

El portavoz de IU Podemos, Francisco Fernández, señala que la responsable del PSOE en Almuñécar, que está cobrando un sueldo de Mancomunidad, en varias ocasiones ha defendido exenciones fiscales para los que más dinero tienen, “pero cuando se trata de defender los intereses de las familias trabajadoras se posiciona, como siempre, del lado de las empresas, en este caso de la que gestiona el ciclo integral del agua”.

A juicio de Fernández, lo más preocupante fue la intervención de Rocío Palacios en el Pleno, “puesto que engañó a nuestros vecinos o no sabe ni lo que se debate en la Mancomunidad. En cualquier caso, algo intolerable para un representante público, máxime cuando cobra un buen sueldo de la entidad comarcal”.

Por otro lado, la representante de Ciudadanos reconoció, tal y como denunció el representante de IU Podemos, que en parte la subida se debe al “contrato leonino” que PP y PSOE firmaron con la actual empresa, a la que se le garantiza un tanto por ciento de ganancia fijo sea cuales sean las circunstancias, lo que contrasta con el resto de contratos del sector público en los que las empresas acceden a la gestión de sus servicios por cuenta y riesgo.

En cualquier caso, la portavoz de la formación naranja votó en contra de la moción, apoyando la subida tal y como su partido hizo en la Junta General de Mancomunidad.

Convergencia Andaluza no participó en el debate ni en la votación. “Parece que a los que proponen exenciones fiscales en el 2021, que no sabemos en qué situación nos encontraremos, les preocupa poco lo que les pasa ahora a las familias”, concluyen desde IU Podemos.

A %d blogueros les gusta esto: